Progresivos convencionales

Tradicionalmente, las lentes progresivas se fabrican partiendo de un semiterminado o molde que ya incorpora el diseño progresivo en la cara frontal. Estos semiterminados progresivos se fabrican en grandes cantidades y están disponibles en una amplia gama de materiales, curvas base y adiciones. La prescripción del usuario se talla en el laboratorio por medio de equipos tradicionales que, simplemente,  generan una esfera o un toro en la superficie posterior.

Con este método de fabricación, el diseño progresivo en sí mismo ya está fijo en la cara frontal del semiterminado y se mantiene fijo para las distintas prescripciones. Todos los usuarios de progresivos convencionales acabarán utilizando una lente con un diseño progresivo idéntico. Idealmente, el diseño progresivo debería ser diferente para cada paciente y no sólo cambiar en cuanto a la prescripción, si no también atendiendo a otros factores como el material, la montura seleccionada o las necesidades visuales particulares de cada paciente particular. Una de las limitaciones más importantes de las lentes progresivas convencionales es que no pueden ser personalizadas.


 

Progresivos Digitales

¿Cuáles son las ventajas del tallado Digital?

La tecnología de tallado digital ha supuesto una auténtica revolución en la industria oftálmica.  Esta nueva tecnología permite al laboratorio generar y pulir superficies mucho más complejas, específicamente diseñadas para cada lente. Las lentes digitales se fabrican partiendo de un semiterminado esférico, donde  la superficie progresiva combinada con la prescripción se talla en la cara posterior.  Una de las principales ventajas del tallado digital es la posibilidad de producir lentes completamente personalizadas. El diseño final es único para cada paciente, atendiendo a su prescripción, material, montura seleccionada e incluso a las preferencias visuales de cada usuario.

¿Las lentes digitales son siempre mejores?

El término “lente digital” se aplica hoy día a cualquier lente que se fabrique con tallado digital, sin embargo, para conseguir que la lente final sea la ideal para el paciente, es indispensable que se calcule mediante una avanzada tecnología.  La cara interna ha de ser calculada de modo que, teniendo en cuenta todos los parámetros de personalización del usuario, se consiga mejorar la visión del paciente en todas las direcciones de mirada.  Éste es exactamente el proceso de cálculo de una lente Digital Ray-Path®.


 

Digital Ray-Path® es una tecnología de diseño de lentes que mejora la calidad visual del usuario en todas las direcciones de mirada gracias a una simulación realista  del comportamiento óptico de la lente cuando ésta se coloca delante del ojo del paciente. La simulación analiza con exactitud las aberraciones oblicuas y efectos ópticos que tienen un impacto negativo en la visión del paciente. Estas aberraciones se estudian en toda la superficie teniendo en cuenta la rotación del ojo así como la posición real de la lente.

Utilizando toda esta información, Digital Ray-Path® optimiza la cara interna de la lente y corrige las aberraciones oblicuas punto a punto.  El resultado final es una lente que aporta mejor visión al usuario a todas las distancias y en cualquier dirección de mirada. El usuario percibe campos de visión más amplios y disfruta de un mayor confort.

 
  Paso 1

Sistema Lente-Ojo

Digital Ray-Path® simula la posición real de la lente con respecto al ojo, teniendo en cuenta todos los parámetros de personalización del usuario.  A mayor cantidad de parámetros disponibles (ángulo pantoscópico, distancia de vértice, etc), más precisa será la simulación del sistema óptico lente-ojo.

 Paso 2

Espacio Objeto

Digital Ray-Path® procesa toda la información intrínseca al diseño progresivo elegido para el paciente. Esta información determina cómo debe de ser el área de visión de lejos, intermedio y cerca.

Paso 3

Trazado de Rayos

Digital Ray-Path® simula cómo el ojo rota para poder mirar en cualquier dirección y distancia. Para cada posición de mirada se compensan las aberraciones oblicuas que limitarían la calidad de visión. Digital Ray-Path® utiliza esta información para eliminar esas aberraciones no deseadas punto por punto a lo largo de toda la superficie de la lente.

 

Resultado

Una lente digital única,
personalizada para cada paciente